jueves, 27 de septiembre de 2012

Tu reflejo en el espejo: esquema corporal


Si juegas con un espejo podrás divertirte con tu imagen viendo que hace lo mismo que tú. Si juegas con tres espejos movibles podrás ver como tus imágenes se mueven sin moverte tú. Si juegas con dos espejos enfrentados y te sitúas entremedio verás muchas imágenes tuyas que están cada vez más lejos hasta que al final casi no te ves.
 Esto te ayudará a tener un buen esquema corporal.


Si además tienes la suerte de jugar acompañado seguro que será un momento recordado, como en este simpático vídeo de Daniel Hayek titulado Espejos.



Si ya has vivido momentos parecidos, seguro que fueron divertidos y si no ¿a qué estás esperando?. Puede ser una entretenida tarde de otoño si además lo animáis con vestidos y sombreros que encontréis por casa para disfrazaros y así de paso practicáis a vestiros solos.

Podéis fijaros también en que vuestra imagen mueve la parte derecha cuando vosotros movéis la izquierda, y al revés, mueve la parte izquierda cuando vosotros movéis la derecha. Tu imagen es un poco traviesa y te lía con tu lateralidad. Pero tú puedes practicar jugando con un amigo  a repetir todo lo que el hace como si fueras su espejo tal y como te explica aquí.


Para conocer mejor tu esquema corporal puedes entrar en el Proyecto de Innovación de Psicomotricidad ¡ A mover el esqueleto ! y elegir los juegos de Paquito el Payaso mejores para tu edad.