lunes, 18 de noviembre de 2013

Escuchar sin oír

Escuchar sin oír
es observar e intuir.
Hay que observar al que te intenta hablar
e intuir lo que te quiere decir.
Puedes intentar leer sus labios y pensamientos
y mirar sus gestos con detenimiento.
Pero este proceso tan complicado
puede ser sencillamente simplificado
si ambos conversadores,
de la Lengua de Signos son conocedores.

Este gran vídeo del Día Internacional de la Lengua de Signos 
celebrado en Granada es un poema visual
que lo explica de una manera muy especial.


Día Internacional de la Lengua de Signos en Granada
from Ángel Cano Ydáñez on Vimeo.

Subtítulos del vídeo:

"SENSIBILIZAR" 
Nació sorda
Tienen dos orejas pero no escucha
Dos manos para hablar LSE
Dos ojos ...para escuchar
Las personas sordas no pueden escuchar
Pero Ven  los labios de los oyentes
Cuesta de entender de la cara si no hay expresión
La comunidad sorda con la LSE se siente muy cómoda 
Es fácil entender  la expresión
El mundo de los sordos y oyentes son diferentes
Los sordos a veces se sienten marginados
Ojalá en el mundo haya igualdad
Podemos comunicarnos todos  sin barreras
Las personas sordas hablan con sus voces, 
Aunque suena rara la voz, no importa.
Los oyentes hablan con las manos, 
Aunque que no sea tan perfecto, no importa
Comunicándonos podemos compartir,
esforzándonos y con paciencia nos entendemos !
Pensar con sentidos. Gracias por escuchar la LSE




Todos nos enriqueceríamos de conocer
esta hermosa y rica Lengua de los Signos.
Es hermosa por sus expresivos gestos.
Es rica porqué rompe la frontera de los idiomas.
Además es una manera de escapar 
de las, a veces, polémicas palabras
que varían tanto sacadas de contexto
o dependen tanto de los conceptos 
con las que cada uno las identifica.
La Lengua de Signos es el Arte de Hablar con las Manos.

Lo más curioso es,
que muchos de los que oyen
no escuchan,
porque siempre están ocupados
o porque prefieren ir conectados.